Atreverse a definir qué es una obra de arte

Ad Reinhardt pintando su afamada serie 'black paintings'

Ad Reinhardt pintando su afamada serie ‘black paintings’

Algunos apuntes de Teoría del arte

«¿Cualquier cosa puede ser una obra de arte?

No parece que queden patrones de lo artístico.

No se distingue con claridad lo que es arte y lo que no (ámbito del reconocimiento).

Cuando se supone que algo es una obra de arte, no se sabe muy bien por qué lo es, qué razones o motivos hacen que lo sea (ámbito de la explicación).

Con frecuencia no se entiende el significado de los objetos que se presentan como artísticos (ámbito de la interpretación).

ALGUNAS DEFINICIONES DE ARTE

Definición institucional (procedimental)

Contexto histórico. Juzgamos ser obras artísticas sólo aquellas cosas consagradas como tales por las instituciones pertinentes. El reconocimiento (del arte) estaría promovido por el dictamen de las instituciones y personas que integran el mundo del arte. El problema de esta definición es que más allá del reconocimiento, pretende, además, explicar lo que es el arte. Dos versiones de la teoría:

1.- Una obra de arte en sentido clasificatorio es un artefacto que a un conjunto de aspectos suyos le ha sido conferido por alguna persona o personas que actúan en nombre de cierta institución social (el mundo del arte) el estatus de candidato a la apreciación.

2.- (Incluye lo intencional). Un artista es una persona que participa conscientemente en la construcción de una obra de arte. Una obra de arte es un artefacto de cierto tipo que se crea para ser presentado a un público del mundo del arte. Un público es un conjunto de personas cuyos miembros están preparados en alguna medida para comprender el objeto que se les presenta. El mundo del arte es la totalidad de sistemas de mundos del arte. Un sistema de mundo del arte es una estructura para la presentación de una obra de arte por un artista a un público del mundo del arte.

Definición intencional

Desde el creador. La obra de arte se entiende como lo dispuesto por el creador, aquello que adquiere sentido y determinación desde el artista. Todas las definiciones intencionales parten de la idea de que lo que hace que algo sea una obra de arte es la intención de su autor. Explican las obras por la actividad que la causa.

Definición funcional (funcionalistas y procedimentales)

Desde el espectador.

Funcionalista: el funcionalista cree que, necesariamente, una obra de arte lleva a cabo una función o funciones (normalmente, la de procurar una valiosa experiencia estética) que son distintivas del arte. Asevera que lo que hace de un objeto una obra de arte es la función o funciones que cumple dicho objeto. Podríamos encontrar varias definiciones que resultarían funcionales por decir que ciertos objetos son artísticos cuando ejercen la función de expresar sentimientos, imitar la realidad, satisfacer las necesidades espirituales de un pueblo histórico, simbolizar lo inaprensible, construir formas significantes, enseñarnos a mirar las cosas, etc. De este modo, se deja entender que casi todas las definiciones tradicionales del arte pueden ser consideradas funcionales, ya que, en último termino, todas se refieren a la función que de por sí cumple una obra.

Procedimental: el procedimentalista cree que una obra de arte es creada necesariamente en concordancia con ciertas reglas y procedimientos. Para el procedimentalista, la condición artística de un objeto le viene dada por las relaciones que mantiene con otros objetos y, en general, con un contexto artístico en el que rigen ciertas convenciones y prácticas. Así, un objeto es arte al haber sido producido de acuerdo con las normas y procedimientos regulados por ese contexto artístico. La teoría institucional es la definición procedimental.

Definición simbólica

Desde las propiedades constitutivas de la obra. Busca en la propia obra las condiciones intrínsecas del arte.

Para A. Danto ser una obra de arte significa ser acerca de algo y encarnar su sentido. La definición de arte a la que nos acogemos declara que lo que hace de algo una obra de arte es su específica condición simbólica y esa especificidad deriva de la construcción sensible del símbolo y de los procedimientos o modos de simbolización. 0 bien, la especificidad del símbolo artístico proviene de su construcción sensible (o visible, en el caso de la pintura) y de los modos de simbolización (el símbolo artístico puede simbolizar algo sin parecerse a eso que simboliza. Su significado se oculta y manifiesta a la vez; la textura sensible del símbolo es a un tiempo apertura y velo de la significación. El símbolo artístico pretende decir algo nuevo sobre aquello que simboliza. Si la condición mínima de todo símbolo es el estar en lugar de, el símbolo artístico requiere la condición de estar proyectado al conocimiento), cognitivamente orientados, de que se sirve (la simbolización artística está motivada por la indagación y los interrogantes cognitivos, y revierte en incitación al conocimiento). La simbolización artística tiende a la innovación cognitiva, al descubrimiento de lo no sabido. No busca el simple reconocimiento de lo simbolizado, sino mostrarlo a una nueva luz. El símbolo artístico hace emerger un nuevo sentido o significación del objeto que simboliza.»

.

Extraído de Filosofía del arte, de José García Leal; Madrid, Síntesis, 2002.

 

El Caleidoscopio Cultural by Irene Merino Mena is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s